¿A qué sabe la tuna?

Etiquetas

, , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

© 2012 Manuel Vazquez Lopez

La conocemos de siempre, cuando escuchamos su nombre lo relacionamos con nuestras raíces, con una zona específica del país, con una temporada del año pero ¿se puede describir a qué sabe la tuna?

Platicaba de manera constante con mis amigos sobre comida, qué clase de comida hay en la India, en China, en Venezuela y en otras partes del mundo, me daba curiosidad saber qué es lo más exótico, lo más popular aunque la pregunta más importante siempre era ¿A qué sabe?

Cuando vemos una imagen de inmediato la relacionamos con algo, he ahí el ingrediente indispensable de las fotografías populares; transmiten un sentimiento al espectador, si uno ve una foto de una tuna, sabe perfectamente a qué sabe, conoces el color, la sensación que provoca dar la primera mordida, incluso se la imagina uno con chile y limón, todo a través de una buena imagen.

El día de ayer compartí la misma fotografía que ilustra este post con mis amigos, a una de ellas le describí o intenté describir la tuna:

“Es una fruta que se obtiene del nopal, es jugosa, suave y tiene muchas semillas, el sabor es único, cuando la muerdes se deshace en tu boca y puedes sentir el jugo llenando tu boca, es muy fresca, perfecta para un día caluroso.”

Si no la has probado, tendrás que hacerlo.

PD. Mi amigo @Plexmillan, conocedor de mi debilidad por los objetos tecnológicos, me regaló un libro de Iphoneografia (Iphoneography). Ya había pensado en buscar algunas APPS para el iPhone que se ha convertido en mi compañero de viaje pero bien vale la pena darle una revisada.

Entre esas APPS, está el “tiltshift” una aplicación que permite dar un efecto que seguramente todos conocemos pero que funciona, poner el foco a donde nosotros queramos, es darle mayor control al usuario, es interesante.

Anuncios

Té de recuerdos

Etiquetas

, , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Estrella

Hace algunos meses, me di cuenta que tengo un gusto especial por el té y por algunas especias que casi nunca comía simplemente porque mi mamá nunca las usa.

Existe un té en especifico que me encanta, es el té oolong del monte fénix o algo por el estilo, en la tienda dicen que era el que tomaba el Emperador desde tiempos inmemoriales, yo creo que es para justificar el precio, aunque he de aceptar que es muy bueno. Me gusta porque además del buen sabor, me trae recuerdos, cada sorbo me sabe a tiempos memorables y momentos extraordinarios. Aún cuando sabemos que ese tiempo ha pasado es claro que lo podemos recordar con olores, sabores y sobre todo con imágenes; con fotografías es como mejor recordamos lo que deseamos.

Mi mejor amiga cocina extraordinariamente bien, aunque lo que cocina es comida asiática, comida China para ser exactos. Utiliza de manera regular cosas que yo no podría ni soñando, bueno, especias que en la cocina occidental utilizamos únicamente para medicina o mera decoración, tal es el caso del anís estrella. Algo que las abuelitas usaban para curar el dolor de estómago en China se utiliza como sazonador.

Cuando comía alguno de sus maravillosos guisos, por equivocación mordí la estrella… Además de dura, el sabor es sumamente intenso lo que me provocó una mueca de desagrado.

“Ahora recordarás su nombre” dijo ella con una sonrisa.

Tomé un sorbo de té tibio y asentí con vehemencia. He de recordar a la estrella por nombre y apellido, por sabor e intensidad y ahora que la encontré, habré de intentar algún guiso oriental y hacerle una foto para recordar después.

PD. Para aquellos que tienen iPhone, iPod o iPad existe una aplicación muy popular y sumamente interesante que esta llena de momentos para recordar y compartir. Instagram es una de las redes sociales mas populares para compartir fotografías y conocer nuevos amigos.

Si me encuentran, me siguen: Manolo1800

De olores y cosas mejores

Etiquetas

, , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Es curioso como algunos olores nos traen recuerdos, nos transportan a lugares remotos o a personas conocidas, supongo que por eso es tan fácil vender o comprar lociones, perfumes y esencias que nos transmitan paz o tranquilidad.

Todos lo hemos experimentado, cuando nos llega un aroma en la calle que nos recuerda a una persona especial o cuando cocinamos y de repente nos transporta a una situación especial que compartimos con amigos, una cena, una comida o simplemente la receta de mamá que tan bien cocina.

Lo mismo me pasó a mí, pero fue al ver una fotografía.

 ¿Quién iba a pensar que una foto podría cargar con aroma, memoria y toda la cosa?

Revisando unas fotos, me encontré con la imagen que muestro, un buen día decidí invitar a mis mejores amigos a cocinar en mi casa. Se me hizo tarde y quedé mal con mi mejor amiga a quien no pude acompañar al súper pero a pesar de su reclamo y la cara de enojada que me hizo, fue una noche que todos disfrutamos mucho e incluso comimos de más.

 Estoy seguro que un buen retratista puede captar sensaciones en una imagen, así como también estoy seguro que un buen fotógrafo de comida puede captar sensaciones e incluso olores en una fotografía, lo que me queda muy claro es que mi cocina nunca olió tan bien ni fue tan amigable como ese día.

PD. Existe una aplicación para iPhone, iPad, iPod, iWey, etc. que permite captar imágenes en movimiento a través de un archivo .giff, vale la pena checarla y ya de paso me buscan. Nos vemos en Cinemagram (http://itunes.apple.com/mx/app/cinemagram/id487225881?mt=8&ls=1)

Soul Greens

Etiquetas

, , , , , , , , , , , , , , , , ,

Carnitas Tacos

He decidido llamar “Soul greens” a este primer post por una reciente experiencia que tuve. Cuando cumplí 31 años de edad, decidí convertirme en fotógrafo y en busca de este sueño, me fui al Hallmark Institute of Photography que es una de las decisiones más difíciles y más significativas que he tomado.

Me divertí y aprendí mucho, no sólo de fotografía sino sobre la vida, otros idiomas, otras culturas, libros, música, comida como los “collar greens”, que es un popular platillo de la comida sureña de Estados Unidos conocida como soul food o comida del alma, entre otras cosas que iré explicando en este blog.

Hoy platicaré que hace algunos días fui a comer unos de los tacos más populares en mi ciudad, los extrañaba porque tenía mucho que no los comía, así que con la finalidad de ponerme al día en la comida grasosa y callejera de México, me dirigí a los tacos de tránsito. Me dio gusto ver todo exactamente igual, la gente, los carros estacionados en el mismo lugar, el mismo cazo, el mismo sabor, la misma salsa, incluso la misma tele en el mismo lugar. Cuando estaba en el segundo taco, escuché en las noticias sobre el cambio de sentido de una calle, alguien hizo un comentario negativo al respecto en tono de queja. De inmediato recordé hace algunos años como se quejaba la gente cuando cambiaron el sentido de esa misma calle.

Eso me hizo pensar que los cambios siempre son difíciles, el cambio de casa, de ciudad, de novi@ y es bien difícil cambiar lo que haces en la vida. Es una decisión difícil la de  perseguir un sueño, aunque lo mejor de todo es que los tacos siguen igual.